Enfermedad Covid 19: ¿PCR positiva?

admin

04
Nov 2020

admin

Noticias

A estas alturas de la pandemia, nos hemos dado cuenta que la información acerca del nuevo SARS-CoV-2 cambia todos los días.

Conforme pasa el tiempo más vamos descubriendo el comportamiento de la enfermedad covid 19, y más nos damos cuenta de lo lejos que estamos de comprenderlo completamente.

Al principio de la pandemia recuerdo que “14 días” eran la clave: si tuviste un contacto sospechoso, debías pasar 14 días en cuarentena a la espera de la aparición de síntomas; si presentabas síntomas bastaba con guardar reposo y aislamiento -14 días- hasta que pasara la enfermedad. Después, en un documento del Ministerio de Salud de España, se publicó que la presencia del virus en personas asintomáticas o con enfermedad leve duraba 14 días o menos; que las personas con enfermedad grave podían permanecer mucho más tiempo con pruebas PCR positivas; y que los casos que permanecían con pruebas positivas eran relativamente pocos. Ahora mi mente ha flexibilizado esa idea de los “14 días” ya que, en mi experiencia, la mayoría de los que tuvieron contacto con una persona infectada presentaron síntomas antes de los 14 días –(quienes sí presentaron algún síntoma)- y en cuanto a la duración de la enfermedad y el periodo de convalecencia he descubierto, poco a poco, que es una cuestión que se debe individualizar.

Así como he tenido pacientes con diagnóstico de Covid-19 que a las 72 horas se sienten listos para retomar la vida y salir adelante en la nueva normalidad, también he tenido casos en los que a pesar de haber superado los 14 días reglamentarios continúan teniendo oleadas de síntomas o algún malestar que no ha cedido desde el inicio de la enfermedad;  justamente a esto me quiero referir en el artículo de hoy.

La primera experiencia que tuve fue una mujer previamente sana, de 25 años, quien presentó síntomas respiratorios con prueba PCR para SARS COV 2 positiva en julio de 2020. Pasados los “14 días” habían desaparecido todos los síntomas, excepto que, sentía una ligera opresión torácica esporádica y fatiga – cosa que supuse desaparecería en los próximos días –. Para poder regresar a su trabajo le habían solicitado una nueva prueba con resultado negativo para garantizar que, efectivamente, no tenía más la enfermedad activa. ¡Ahí fue cuando me topé con la sorpresa que resultó positiva nuevamente! y claro, continuaba con los síntomas de opresión torácica de forma intermitente y fatiga. A la fecha, su prueba ha permanecido positiva en 4 ocasiones mas.

Poco tiempo después de eso, me consultó un hombre de 38 años, quien tenía una cirugía programada en los próximos días y los exámenes preoperatorios incluían una prueba PCR para SARS-CoV-2, la cual, resultó positiva. Al indagar sobre sus síntomas durante la consulta, lo único que presentaba era congestión nasal –así, nada más-. Muy confiada, pensando que los casos leves o asintomáticos tardan menor tiempo en eliminar el virus del cuerpo, le sugerí aislamiento y una nueva prueba pasando 2 semanas, para que, con resultado en mano, pudiera programar nuevamente su cirugía. Una segunda sorpresa me llevé, cuando pasado ese tiempo, se hizo la prueba ¡y volvió a dar positivo! Afortunadamente, en este caso, no tenía síntomas ni malestar, solo esperó 14 días para hacerse una nueva prueba y …¡por fin! Resultó negativo y pudo programar su cirugía.

_

En otro estudio publicado en la revista JAMA, dieron seguimiento a los pacientes 60 días después de la aparición del primer síntoma y encontraron que, el 12% negaba la presencia de algún síntoma remanente de covid, el 32% reportó que continuaba con fatiga o disnea (dificultad para respirar); y 55% de ellos reportó tres o más síntomas remanentes después de la enfermedad activa.”

_

Finalmente, el tercer paciente que conocí en esta misma condición, fue un hombre de 43 años, fumador que acudió a consulta porque a finales de agosto había presentado síntomas respiratorios. Su médico particular, en ese momento, solicitó una prueba PCR para Covid-19 que salió positiva; pasados 14 días fue dado de alta por parte del doctor, pero para poder reincorporarse a su trabajo le repitieron la prueba a principios de septiembre, la cual, resultó positiva. Nuevamente, se le indicó reposo por dos semanas, y entrando octubre, repitieron las pruebas. A pesar de que todas fueron negativas, él continuó sintiendo fatiga al hacer grandes esfuerzos por aproximadamente dos meses.

Todo esto me puso a pensar, me he encontrado frente al problema en 3 ocasiones diferentes, aun así, la experiencia de un solo médico es el nivel de evidencia más bajo, entonces decidí indagar ¿qué dicen otros doctores, los científicos y artículos al respecto?

 

 

Encontré que, efectivamente, en algunos casos de Covid-19 las pruebas PCR pueden permanecer positivas– ojo, sin que necesariamente sean partículas infectivas del virus – por lo que se considera que esos pacientes, no contagiarán más a pesar de tener una prueba PCR positiva. Algunos pacientes reportaron sufrir hondonadas de sintomatología alternando días en los que se sienten recuperados y días en los que se vuelven a sentir enfermos o con malestar. En un artículo publicado por la CDC, en donde se realizó una encuesta telefónica encontraron que el 35% de los sujetos encuestados, adultos jóvenes sin enfermedades crónicas, aun no regresaban a su estado de salud inicial ¡dos o tres semanas después de haber padecido el cuadro agudo!

En otro estudio publicado en la revista JAMA, dieron seguimiento a los pacientes 60 días después de la aparición del primer síntoma y encontraron que, el 12% negaba la presencia de algún síntoma remanente de covid, el 32% reportó que continuaba con fatiga o disnea (dificultad para respirar); y 55% de ellos reportó tres o más síntomas remanentes después de la enfermedad activa.

Algunos factores parecen estar relacionados con la probabilidad de tener pruebas PCR persistentemente positivas, entre estos están haber padecido una forma grave de la enfermedad, terapia con corticoesteroides y fiebre mayor a 38.5 °C.

_

“Con esta información podemos darnos una idea de que la enfermedad Covid-19 no es “sólo una gripa” puede ser una enfermedad con que deja secuelas a corto, mediano y largo plazo”

_

Seguramente, conforme siga pasando el tiempo y sigamos identificando nuevas características de la enfermedad por Covid-19, encontraremos patrones más claros y con comportamiento más definido y secuelas más evidentes.

No se confíen, sigan usando cubrebocas, mantengan una distancia de 1.5 metros entre persona y persona, eviten reuniones, fiestas, visitar lugares concurridos y cerrados. Con esta información podemos darnos una idea de que la enfermedad Covid-19 no es “sólo una gripa” puede ser una enfermedad con que deja secuelas a corto, mediano y largo plazo. 

 Información Científica- Técnica: Enfermedad por Coronavirus, COVID-19, Ministerio de Sanidad España, 2020 | Virus shedding dynamics in asymptomatic and mildly symptomatic patients infected with SARS-CoV-2, Clinical Microbiology and Infection 2020. | Symptom Duration and Risk Factors for Delayed Return to Usual Health Among Outpatients with COVID-19 in a Multistate Health Care Systems Network, CDC 2020. | Persistent Symptoms in Patients After Acute COVID-19, JAMA 2020. 

FB: @DraMarinaQC | IG: @DraMarinaQC | TW: @DraMarinaQC